Páginas vistas en total

miércoles, 28 de noviembre de 2012

DON PEDRO MUÑOZ SECA Y SU COBA FINA







Hoy día 28 de noviembre se cumplen 76 años de la muerte de Pedro Muñoz Seca, uno de los grandes escritores y autores de teatro que ha dado España, como homenaje a su memoria hago un breve resumen de su vida.
(De Wikipedia, la enciclopedia libre)


Pedro Muñoz Seca.
Nacimiento 21 de enero de 1879
 El Puerto de Santa María, España
Fallecimiento 28 de noviembre de 1936 (57 años)
 Paracuellos de Jarama, España
Alma mater Universidad de Sevilla
Ocupación Escritor y autor de teatro

Es abuelo materno del escritor Alfonso Ussía. Pertenece a la llamada «otra generación del 27».

Estudió bachillerato en el colegio jesuita San Luis Gonzaga de El Puerto de Santa María junto a Juan Ramón Jiménez y Fernando Villalón, en 1901 concluye sus estudios de Filosofía y Letras y Derecho en la Universidad de Sevilla. En esta ciudad conoció el mundo del teatro. Allí estrenó en 1901 una obra cómica de un acto, Las guerreras y en 1903 el sainete El maestro Canillas en El Puerto de Santa María.
Marchó a Madrid en 1904, donde estrenó su primera obra, El contrabando, en el Teatro Lara, escrita en colaboración con Sebastián Alonso. Allí trabajó de profesor de griego, latín y hebreo. En 1908 comenzó a trabajar en el Ministerio de Fomento.
Entre los años 1910 y 1920 su figura como autor teatral se consolidó como el creador de un nuevo género teatral denominado astracán o astracanada, caracterizado por una búsqueda de la comicidad a todo trance, incluso a costa de la verosimilitud y desfigurando el lenguaje natural. El astracán gozó del favor del público, pero no así del de la crítica y los intelectualoides sin ingenio. La obra más célebre dentro de este género es La venganza de Don Mendo, que se estrenó en el Teatro de la Comedia en 1918. Dicha pieza es una sátira muy inspirada y jocosa del teatro histórico del Modernismo literario, el drama romántico y las comedias de honor de Pedro Calderón de la Barca y es de las pocas que han aguantado bien el paso de los años.
En los años 1920 sus obras dejan de representarse únicamente en Pascuas y aseguran a los empresarios teatros llenos. Las críticas sin embargo, no van de la mano. En la edición de Afrodisio Aguado de La venganza de Don Mendo, el prólogo está a cargo de Jacinto Benavente quien define la obra y el destino de Muñoz Seca así, «A Muñoz Seca no lo mató la barbarie, lo mató la envidia. La envidia sabe encontrar sus cómplices».

Otra obra suya es Los extremeños se tocan, una comedia musical o «zarzuela sin música», donde los actores cantan y bailan a capella y que parodia este género; posteriormente fue llevada al cine por Alfonso Paso.
De 1931 en adelante centra sus sátiras contra la República. Estrena La oca, siglas de «Libre Asociación de Obreros Cansados y Aburridos», caricatura del comunismo y el igualitarismo. Más tarde estrena Anacleto se divorcia, sátira de la ley del divorcio (1932) recién promulgada. Otras obras que ridiculizan a la República son La voz de su amo, Marcelino fue a por vino y El gran ciudadano. Estas críticas, que tuvieron éxito de público, hacen que pase de ser considerado frívolo, dentro de su conservadurismo, a ofensivo por algunos grupos objetivo de las críticas. Pero fue muy querido en el mundo escénico conservando amistades como Pedro Pérez Fernández, Jacinto Guerrero, Salvador Videgain o el famoso Lepe. Colaboraron con él Enrique García Álvarez, Azorín, García Velloso y otros muchos.
Cuando se inició la Guerra Civil Española, estaba con su esposa en Barcelona por el estreno de La tonta del rizo, que tuvo lugar la noche anterior al estallido, y fue detenido por milicias anarcosindicalistas que dominaban la ciudad condal, en la casa de un actor que le había aconsejado abandonar el hotel en el cual se había alojado.
Acusado de albergar ideas monárquicas y católicas, fue trasladado a Madrid y encarcelado en la recién creada cárcel de San Antón (establecida en esos mismos días en el antiguo Convento de San Antón); su esposa en cambio fue puesta en libertad ya que era ciudadana cubana. Fue asesinado el 28 de noviembre de ese año 1936 en Paracuellos del Jarama.
Humorista de ley hasta los últimos momentos, dirigió estas palabras al pelotón de fusilamiento: «Podéis quitarme la hacienda, mis tierras, mi riqueza, incluso podéis quitarme, como vais a hacer, la vida, pero hay una cosa que no me podéis quitar… y es el miedo que tengo». Cuentan que los soldados que a la postre lo fusilaron le pidieron perdón por lo que estaban obligados a hacerle, es decir matarlo, pero parece ser que él fue quien los consoló diciéndoles que estaban ya perdonados, que no se molestaran... «aunque me temo que ustedes no tienen intención de incluirme en su círculo de amistades»

Su obra teatral es muy amplia, siendo de las más conocidas y representadas  es “LA VENGANZA DE DON MENDO” o “COBA FINA”
COBA FINA
Sainete en un acto y en prosa, de Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández.
Estrenado en el teatro Cervantes de Madrid el 6 de abril de 1912.
Representado en el Grupo de Transmisiones (Getafe) el 04.12.1997

Personajes:
Consuelito (Mayte Gónzalez Rodríguez)
Doña Amalia (Mª Paz Díez Trascasas)
Anilla (Nieves Rives Arcayna)
Juanito Ledesma (José Manuel Medina Montilla)
Don Matías (Jesús Esteban Carbajo)
Don Nicasio (Casimiro Bleda Onrubia)
José Antonio (Pedro Salcedo Carnerero)

Escenografía:
Juan de Dios Heredia García
Felipe Molíz Arjona
Santiago Prieto

Ayudante de dirección:
Pedro Sáiz Manzanares
Oscar M. Platero Gómez

Sonido:
Carlos Navarro Álvarez
José Carlos Martín Ventas

Diseño gráfico:
Andrés José Carcelén Fresneda
Felipe González Esteban
Dirige. Casimiro Bleda

Acción: En Romerales, pueblo que se supone en la provincia de Sevilla, en la época de su estreno.
El Notario de Tomillares, Don Nicasio Ledesma y su hijo Juanito (más bruto no lo paren), se trasladan hasta Romerales para pedir la mano (hacer un apaño) de Consuelito, nieta de Don Matias (nuevo rico y casposo) casado en segundas nupcias con una criada con ínfulas de marquesa (bastante ordinaria), que descarga sus iras sobre su criada Anilla, y odia a muerte a José Antonio, pretendiente de Consuelito, (la pone a bajar del burro a la mínima por todo el pueblo)…un lio y unas risas.
Escenario: Gabinete amueblado decentemente, pero al gusto pueblerino.
Fue una experiencia extraordinaria, gracias a los ingeniosos diálogos de Don Pedro Muñoz Seca.
Un cariñoso recuerdo a todos mis actores y colaboradores.










doña Amailia avisa a Consuelito de que viene Juanito Ledesma 




Juanito Ledesma y d. Nicasio son recibidos por Anilla




Poker de ases, Consuelito, Juanito,d. Nicasio, d. Matías y dª Amalia




Consuelito pelando la pava con José Antonio




"Declaración de amor" de Juanito


Gracias a todos

6 comentarios:

  1. Grande entre los grandes amigo, le has hecho un gran homenaje que me ha encantado disfrutar a través de tu entrada. Gracias Casimiro. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. El teatro es algo nuevo para mí, un mundo nuevo que intento descubrir es maravilloso verte rodeada de una enorme familia. Se os vé que disfrutais en ello, así es como verdaderamente se transmite el mensaje a los demás.
    Feliz semana, saludos Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a tí Pepe por tu nota, efectivamente un gran genio, pero ya sabes que desgraciadamente el tema cultura en España sigue siendo de segunda. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Querida Pilar gracias por tus visitas, referente a tu nota te comento que en mis incursiones teatreras, han sido unas experiencias muy gratificantes. El teatro tiene magia. Besos y buena semana también para tí.

    ResponderEliminar
  5. Querido Casi me gusta mucho tu nuevo proyecto, mañana me voy a Madrid y me has despertado el deseo de pasar por el Prado.
    Por cierto, en "Los arboles mueren de pie" también actué yo (un papelito corto)somos una familia muy teatrera... Un beso muy grande de la prima Juani.

    ResponderEliminar
  6. Querida Juani gracias por tu nota y tu cariño. Besos

    ResponderEliminar