Páginas vistas en total

viernes, 14 de febrero de 2014

CARTA DE UN AMIGO TAMBORILERO




Nuestro Poeta tobarreño, Manuel Sahorí García, del que este 2014 se cumplen 100 años de su nacimiento, y que celebraremos como se merece; compuso este poema-carta , donde captó con la maestría que le caracterizaba, la añoranza de un paisano que está contando los días que faltan para volver a su pueblo y sus costumbres.

Puesto que ya va faltando menos, para matar el gusanillo, aquí os dejo esta joya de nuestro admirado maestro.



CARTA DE UN AMIGO TAMBORILERO


Con muncha experiencia y maña,
me escribe dinde Alemania
Silvino, el de la Socorro,
que sia mercao un aparato
de los que expulsan, a chorro.

Y cuando se güerva a España,
ni albañil, ni jornalero,
me lo dice de antemano,
que se apunta al paro obrero
al bajar del aeroplano.

Sin faltar punto ni coma
y alguna interrogación,
muchísmas cosas me dice
que me llaman la atención.

¡Te lo juro! Juan Tomás,
la paciencia me se acaba,
ocho años que llevo ya
a fuerza de pico y pala.

La manta al hombro me lío.
no resisto más tormento,
lo sabe el Santísmo Cristo
las veces que yo lo miento.

Te lo pido de verdá
este pequeño favor,
que me salgas a esperar
con túnica y el tambor.

No lo dejes de apretar,
las pieles, grandes y finas,
tengo las horas contás,
el chubasco ya está encima.

Debajo la chimenea
en su viejo rinconcico,
mi probe maere me espera
con la olla de panecicos.

Lo supe por Isidoro,
que hogaño van a salir
tornillos con baño de oro
y los aros de marfil.

Sin parar en propagarlos
los comerciantes sencillos,
tambores zaragozanos
de don Mariano Castillo,
al que se lleva uno grande
le regalan los palillos.

Tocando el racataplán
estoy tranquilo y seguro,
un mano a mano darán
el Zoril y Capazuros.

Estas dos túnicas viejas,
de rigambre y con solera,
el corazón juvenil
y sangre tamborilera.

Mis ojos qué gana tienen,
golver de nuevo a mirar
de cerca a la Dolorcicas
con lo hermosísma que va.

Bajo su manto de plata
mi tambor, ha de tocar
por calles y callejones,
sin dejar ningún lugar,
sin descansar un momento,
dista el Domingo de Pascua
cuando termine el Encuentro.

Que los truenos de la traca
rompa el grandísmo tambor,
entre globos y palomas
resucite el Redentor.

Puretica ya lo sabe
ande voy aterrizar,
entre alfalfas y panizos,
en la era del Carrizal,
a mi maere y al tambor
qué abrazo les voy a dar.

Nunca se puede olvidar
pueblo que te vio nacer,
quiero volver a tocar
el tambor que me dejé.


© Manuel Sahorí García

Revista de Semana Santa de Tobarra 1983




7 comentarios:

  1. Esto es realmente emotivo Casimiro, porque me pongo en el lugar de quien lo escribe y me emociono. Me ha encantado. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Pepe, por desgracia ya no tenemos entre nosotros a este GRAN POETA TOBARREÑO, pero mi pueblo tiene la suerte de su importante legado, para seguir disfrutándolon abrazo fuerte y buen fin de semana.

      Eliminar
  2. Admirable nuestro Manuel Sahorí, este poema es la primera vez que lo leo, por lo tanto muchas gracias Casimiro, en sus renglones y siempre de antemano con la pasión por delante y el arraigo por su pueblo y sus costumbres.
    Feliz fin de semana, abrazos Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Pilar, te juro que cuando leo sus versos, los escucho de su voz. Y estoy contigo en cuanto a la admiración por nuestro paisano y su obra. Besos y luego más.

      Eliminar
  3. Sencillamente genial. Con tu permiso me quedo por aquí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues me alegro que te guste, y se bienvenida a mi fragua. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  5. Grande de verdad. QUé gusto que lo recuerdes tanteas veces.

    Un beso

    ResponderEliminar