Páginas vistas en total

viernes, 12 de octubre de 2012

DÍA DE LA FIESTA NACIONAL



Hoy  12 de octubre se celebra el día de la Hispanidad, en estos días tan revueltos, pienso que tampoco está tan mal , sentirse "ESPAÑOL" pues al fin y al cabo eso somos los nacidos en ESPAÑA.
Creo que es un buen momento de rendir un recuerdo aunque sea pequeño, a aquellos que con su entrega hicieron posible que podamos expresarnos como sentimos, para todos ellos.





HOMENAJE A LOS QUE DIERON SU VIDA
POR ESPAÑA

Durante el acto de homenaje a los que dieron su vida por España, se realiza la lectura de los siguientes textos:



Lo demandó el honor y obedecieron,
lo requirió el deber y lo acataron;
con su sangre la empresa rubricaron 
con su esfuerzo la Patria engrandecieron.

Fueron grandes y fuertes, porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso como valientes lucharon,
y como héroes murieron.

Por la Patria morir fue su destino,
querer a España su pasión eterna,
servir en los Ejércitos su vocación y sino.

No quisieron servir a otra Bandera,
no quisieron andar otro camino,
no supieron morir de otra manera.





La muerte no es el final

Esta canción fue creada por Monseñor Cesáreo Gabaraín Azurmendi en los tiempos en que fue capellán del Colegio Chamberí de los Hermanos Maristas, en memoria del alumno Esteban Aguinaco, que falleció víctima de un cáncer a los 13 años.

Posteriormente, esta canción (suprimiéndose la primera estrofa) fue convertida en el emotivo himno dedicado a los que dieron su vida por España. En todas las ceremonias castrenses se canta este himno en homenaje a todos los hombres y mujeres que entregaron valientemente su vida por la Patria:


Tú nos dijiste que la muerte
no es el final del camino,
que, aunque morimos, no somos
carne de un ciego destino.
Tú nos hiciste. Tuyos somos.
Nuestro destino es vivir
siendo felices contigo,
sin padecer ni sufrir.
Siendo felices contigo,
sin padecer ni sufrir.

Cuando la pena nos alcanza,
por un hermano perdido.
Cuando el adiós dolorido,
busca en la fe su esperanza.
En tu palabra confiamos
con la certeza que Tú:
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz 



3 comentarios:

  1. ¡Gracias por seguir mi blog! Un saludo desde Granada.

    ResponderEliminar
  2. Bonita entrada Casimiro, se aprecia con suma distinción
    los sentimientos que defines.
    Saludos inmensos Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos, y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar