Páginas vistas en total

domingo, 23 de febrero de 2014

TOBARRA CARNAVAL DE 1924



Uno de los componentes del mi TRÍO DE ORO DE LOS POETAS TOBARREÑOS (CHAPARRO-ZORIL-ALEJANDRO MR)
Antes de la cuaresma, el Carnaval, y aquí pongo esta curiosidad de la autoría de:



EDUARDO GÓMEZ ESTEVE   (CHAPARRO)
Tobarra*25.01.1894 + 07.02.1953
De carácter, abierto, franco, amigable con todo el mundo. Muy liberal y amante siempre del orden y respeto mutuo.
Por su gran conocimiento de las costumbres tobarreñas, se dedicó durante muchos años, sobre todo en las fiestas populares y carnavales o con motivo de cualquier otro acontecimiento local, a escribir estrofas , chascarrillos y cantos locales que siempre traían gran resonancia en el pueblo, ya que su sátira y forma de entender la poesía, le hicieron muy popular.
Gozaba de gran fama y por esta razón sus amigos, autoridades, políticos, etc. le invitaban a que con cualquier motivo escribiera versos, que los prodigó y mucho.
Fuente: Revista de Estudios Tobarreños, Año 3, nº 2, agosto 1990
“POETAS TOBARREÑOS-CHAPARRO” José Mª Hurtado Ríos



TOBARRA
CARNAVAL DE 1924

COMPARSA DE BARTOLO

LA TOBARREÑA J.

PRIMERA PARTE

Son los chicos de Bartolo
que piden en carnaval,
un poquito de atención
y perdón si lo hacen mal.
Saludamos con respeto,
a la nueva autoridad
y que haga mucha justicia
es de gran necesidad.
Este término es de riego,
y el pueblo está de secano;
hay que ver calles y casas
cómo están en el verano.

ESTRIBILLO

Las aguas del caño,
son insuficientes
con razón sobradas
se quejan las gentes.
Como está tan cara
no pueden rociar
las casas y calles
y menos lavar.
Faltan locales de escuelas,
que se eduquen los vecinos;
moralizar el Teatro
y reducir los Casinos.
Muchos de los chicos
en vez de ir a escuela,
se van ala Casino
o a echar la rayuela.
Luego por las calles
llaman la atención,
porque han recibido
mala educación.
Las burras y los gorrinos
tendrán que ir en comisión
a pedir agua y limpieza
al Jefe de la Estación.
Si a sus peticiones
no les hace caso,
don Agustín Mulas
se expone a un fracaso.
Si por no atenderlos
no pueden beber,
el laúd y guitarra
le pueden romper.
La Plaza y Calle Mayor
ya tiene bocas de riego,
lo demás es de secano,
a pesar de nuestros ruegos.
Agua le pedimos
al señor Alcalde,
como en otros pueblos
que abunde y de balde.
"Mucha pronta y clara"
si al pueblo se da
y tres lavaderos
higiene tendrá.
Esa ley de los faroles
necesario es acatar,
por ser buena y conveniente
para poder transitar.
Si enganchas el carro
y el farol no pones,
la multa de un duro
a pagar te expones.
En anocheciendo
si no se encendió,
a nadie te quejes
si se te olvidó.
Todo tiene inconvenientes;
la experiencia nos enseña,
que no la podrán cumplir
algunos carros de leña.
Vemos el asunto
demasiado oscuro,
cualquiera los saca
de tan gran apuro.
Porque los faroles
no podrán poner,
a ver quién les dice
qué deben hacer.
Los de romeros y ramas,
las multas se evitarán,
alquilando nazarenos
de la hermandad de San Juan.
También les conviene
llevar diez bomberos,
por si se incendiaran
ramas o romeros .
Hay que tener siempre
mucha precaución;
pues así se evita
la multa en cuestión.

******000******

Mañana la segunda parte muy interesante

viernes, 14 de febrero de 2014

CARTA DE UN AMIGO TAMBORILERO




Nuestro Poeta tobarreño, Manuel Sahorí García, del que este 2014 se cumplen 100 años de su nacimiento, y que celebraremos como se merece; compuso este poema-carta , donde captó con la maestría que le caracterizaba, la añoranza de un paisano que está contando los días que faltan para volver a su pueblo y sus costumbres.

Puesto que ya va faltando menos, para matar el gusanillo, aquí os dejo esta joya de nuestro admirado maestro.



CARTA DE UN AMIGO TAMBORILERO


Con muncha experiencia y maña,
me escribe dinde Alemania
Silvino, el de la Socorro,
que sia mercao un aparato
de los que expulsan, a chorro.

Y cuando se güerva a España,
ni albañil, ni jornalero,
me lo dice de antemano,
que se apunta al paro obrero
al bajar del aeroplano.

Sin faltar punto ni coma
y alguna interrogación,
muchísmas cosas me dice
que me llaman la atención.

¡Te lo juro! Juan Tomás,
la paciencia me se acaba,
ocho años que llevo ya
a fuerza de pico y pala.

La manta al hombro me lío.
no resisto más tormento,
lo sabe el Santísmo Cristo
las veces que yo lo miento.

Te lo pido de verdá
este pequeño favor,
que me salgas a esperar
con túnica y el tambor.

No lo dejes de apretar,
las pieles, grandes y finas,
tengo las horas contás,
el chubasco ya está encima.

Debajo la chimenea
en su viejo rinconcico,
mi probe maere me espera
con la olla de panecicos.

Lo supe por Isidoro,
que hogaño van a salir
tornillos con baño de oro
y los aros de marfil.

Sin parar en propagarlos
los comerciantes sencillos,
tambores zaragozanos
de don Mariano Castillo,
al que se lleva uno grande
le regalan los palillos.

Tocando el racataplán
estoy tranquilo y seguro,
un mano a mano darán
el Zoril y Capazuros.

Estas dos túnicas viejas,
de rigambre y con solera,
el corazón juvenil
y sangre tamborilera.

Mis ojos qué gana tienen,
golver de nuevo a mirar
de cerca a la Dolorcicas
con lo hermosísma que va.

Bajo su manto de plata
mi tambor, ha de tocar
por calles y callejones,
sin dejar ningún lugar,
sin descansar un momento,
dista el Domingo de Pascua
cuando termine el Encuentro.

Que los truenos de la traca
rompa el grandísmo tambor,
entre globos y palomas
resucite el Redentor.

Puretica ya lo sabe
ande voy aterrizar,
entre alfalfas y panizos,
en la era del Carrizal,
a mi maere y al tambor
qué abrazo les voy a dar.

Nunca se puede olvidar
pueblo que te vio nacer,
quiero volver a tocar
el tambor que me dejé.


© Manuel Sahorí García

Revista de Semana Santa de Tobarra 1983




sábado, 1 de febrero de 2014

MÁS DE 25.000, GRACIAS



De uno de los últimos libros que he leído, traigo aquí un párrafo que ha llamado mi atención. espero que os guste. Un saludo muy cordial ,buen fin de semana a todos mis visitantes y más de 25.000 gracias. Número superado en el contador.

 DISPARA, YO YA ESTOY MUERTO.    -Julia Navarro-
.../...
No estoy seguro de que Dios haya dado instrucciones sobre tantas pequeñas cosas, hasta organizar cada hora de nuestras vidas.
Creo que espera otra cosa de nosotros. Es más difícil hacer el bien, mostrarse generoso con quien nada tiene, sentir piedad por los que sufren, ayudar a los que lo necesitan. Esa es la manera en que intento honrar a Dios, y no os diré que siempre lo consigo, sólo soy un hombre.
.../...