Páginas vistas en total

miércoles, 28 de noviembre de 2012

DON PEDRO MUÑOZ SECA Y SU COBA FINA







Hoy día 28 de noviembre se cumplen 76 años de la muerte de Pedro Muñoz Seca, uno de los grandes escritores y autores de teatro que ha dado España, como homenaje a su memoria hago un breve resumen de su vida.
(De Wikipedia, la enciclopedia libre)


Pedro Muñoz Seca.
Nacimiento 21 de enero de 1879
 El Puerto de Santa María, España
Fallecimiento 28 de noviembre de 1936 (57 años)
 Paracuellos de Jarama, España
Alma mater Universidad de Sevilla
Ocupación Escritor y autor de teatro

Es abuelo materno del escritor Alfonso Ussía. Pertenece a la llamada «otra generación del 27».

Estudió bachillerato en el colegio jesuita San Luis Gonzaga de El Puerto de Santa María junto a Juan Ramón Jiménez y Fernando Villalón, en 1901 concluye sus estudios de Filosofía y Letras y Derecho en la Universidad de Sevilla. En esta ciudad conoció el mundo del teatro. Allí estrenó en 1901 una obra cómica de un acto, Las guerreras y en 1903 el sainete El maestro Canillas en El Puerto de Santa María.
Marchó a Madrid en 1904, donde estrenó su primera obra, El contrabando, en el Teatro Lara, escrita en colaboración con Sebastián Alonso. Allí trabajó de profesor de griego, latín y hebreo. En 1908 comenzó a trabajar en el Ministerio de Fomento.
Entre los años 1910 y 1920 su figura como autor teatral se consolidó como el creador de un nuevo género teatral denominado astracán o astracanada, caracterizado por una búsqueda de la comicidad a todo trance, incluso a costa de la verosimilitud y desfigurando el lenguaje natural. El astracán gozó del favor del público, pero no así del de la crítica y los intelectualoides sin ingenio. La obra más célebre dentro de este género es La venganza de Don Mendo, que se estrenó en el Teatro de la Comedia en 1918. Dicha pieza es una sátira muy inspirada y jocosa del teatro histórico del Modernismo literario, el drama romántico y las comedias de honor de Pedro Calderón de la Barca y es de las pocas que han aguantado bien el paso de los años.
En los años 1920 sus obras dejan de representarse únicamente en Pascuas y aseguran a los empresarios teatros llenos. Las críticas sin embargo, no van de la mano. En la edición de Afrodisio Aguado de La venganza de Don Mendo, el prólogo está a cargo de Jacinto Benavente quien define la obra y el destino de Muñoz Seca así, «A Muñoz Seca no lo mató la barbarie, lo mató la envidia. La envidia sabe encontrar sus cómplices».

Otra obra suya es Los extremeños se tocan, una comedia musical o «zarzuela sin música», donde los actores cantan y bailan a capella y que parodia este género; posteriormente fue llevada al cine por Alfonso Paso.
De 1931 en adelante centra sus sátiras contra la República. Estrena La oca, siglas de «Libre Asociación de Obreros Cansados y Aburridos», caricatura del comunismo y el igualitarismo. Más tarde estrena Anacleto se divorcia, sátira de la ley del divorcio (1932) recién promulgada. Otras obras que ridiculizan a la República son La voz de su amo, Marcelino fue a por vino y El gran ciudadano. Estas críticas, que tuvieron éxito de público, hacen que pase de ser considerado frívolo, dentro de su conservadurismo, a ofensivo por algunos grupos objetivo de las críticas. Pero fue muy querido en el mundo escénico conservando amistades como Pedro Pérez Fernández, Jacinto Guerrero, Salvador Videgain o el famoso Lepe. Colaboraron con él Enrique García Álvarez, Azorín, García Velloso y otros muchos.
Cuando se inició la Guerra Civil Española, estaba con su esposa en Barcelona por el estreno de La tonta del rizo, que tuvo lugar la noche anterior al estallido, y fue detenido por milicias anarcosindicalistas que dominaban la ciudad condal, en la casa de un actor que le había aconsejado abandonar el hotel en el cual se había alojado.
Acusado de albergar ideas monárquicas y católicas, fue trasladado a Madrid y encarcelado en la recién creada cárcel de San Antón (establecida en esos mismos días en el antiguo Convento de San Antón); su esposa en cambio fue puesta en libertad ya que era ciudadana cubana. Fue asesinado el 28 de noviembre de ese año 1936 en Paracuellos del Jarama.
Humorista de ley hasta los últimos momentos, dirigió estas palabras al pelotón de fusilamiento: «Podéis quitarme la hacienda, mis tierras, mi riqueza, incluso podéis quitarme, como vais a hacer, la vida, pero hay una cosa que no me podéis quitar… y es el miedo que tengo». Cuentan que los soldados que a la postre lo fusilaron le pidieron perdón por lo que estaban obligados a hacerle, es decir matarlo, pero parece ser que él fue quien los consoló diciéndoles que estaban ya perdonados, que no se molestaran... «aunque me temo que ustedes no tienen intención de incluirme en su círculo de amistades»

Su obra teatral es muy amplia, siendo de las más conocidas y representadas  es “LA VENGANZA DE DON MENDO” o “COBA FINA”
COBA FINA
Sainete en un acto y en prosa, de Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández.
Estrenado en el teatro Cervantes de Madrid el 6 de abril de 1912.
Representado en el Grupo de Transmisiones (Getafe) el 04.12.1997

Personajes:
Consuelito (Mayte Gónzalez Rodríguez)
Doña Amalia (Mª Paz Díez Trascasas)
Anilla (Nieves Rives Arcayna)
Juanito Ledesma (José Manuel Medina Montilla)
Don Matías (Jesús Esteban Carbajo)
Don Nicasio (Casimiro Bleda Onrubia)
José Antonio (Pedro Salcedo Carnerero)

Escenografía:
Juan de Dios Heredia García
Felipe Molíz Arjona
Santiago Prieto

Ayudante de dirección:
Pedro Sáiz Manzanares
Oscar M. Platero Gómez

Sonido:
Carlos Navarro Álvarez
José Carlos Martín Ventas

Diseño gráfico:
Andrés José Carcelén Fresneda
Felipe González Esteban
Dirige. Casimiro Bleda

Acción: En Romerales, pueblo que se supone en la provincia de Sevilla, en la época de su estreno.
El Notario de Tomillares, Don Nicasio Ledesma y su hijo Juanito (más bruto no lo paren), se trasladan hasta Romerales para pedir la mano (hacer un apaño) de Consuelito, nieta de Don Matias (nuevo rico y casposo) casado en segundas nupcias con una criada con ínfulas de marquesa (bastante ordinaria), que descarga sus iras sobre su criada Anilla, y odia a muerte a José Antonio, pretendiente de Consuelito, (la pone a bajar del burro a la mínima por todo el pueblo)…un lio y unas risas.
Escenario: Gabinete amueblado decentemente, pero al gusto pueblerino.
Fue una experiencia extraordinaria, gracias a los ingeniosos diálogos de Don Pedro Muñoz Seca.
Un cariñoso recuerdo a todos mis actores y colaboradores.










doña Amailia avisa a Consuelito de que viene Juanito Ledesma 




Juanito Ledesma y d. Nicasio son recibidos por Anilla




Poker de ases, Consuelito, Juanito,d. Nicasio, d. Matías y dª Amalia




Consuelito pelando la pava con José Antonio




"Declaración de amor" de Juanito


Gracias a todos

lunes, 26 de noviembre de 2012

SUPERADAS LAS 10.000 GRACIAS

¿QUÉ NO DARÍA YO?


A Lola por darme a Silvia

¿Qué no daría yo?
Por empezar de nuevo.

Así dice la copla
que sin permiso tomo,
y abriéndome en canal
a mi interior me asomo,
y rebusco y rebusco,
y revuelvo y revuelvo,
y hurgando en mi memoria
con Tobarra me encuentro.

¿Qué no daría yo?
Por empezar de nuevo,
por jugar en sus calles,
por subir a sus cerros,
por embriagarme todo
del tomillo y romero,
que brota de sus piedras
con donaire y salero.

Por meterme en los baches
después de un aguacero,
por ponerme perdido
del barro de su suelo,
y al llegar a mi casa
mi madre hecha una furia,
a zapatilla en mano
sentarme las costuras.

¡Nene cómo te has puesto!
Vas hecho un adefesio.
¡Míra qué pantalones!
¡Hay! Que no me contengo.
¡Pero Santísmo Cristo!
Son los zapatos nuevos,
éstos no te los salva
ni Pedro el zapatero.

¿Qué no daría yo?
Por volver a ese tiempo
de los días de escuela,
de cartilla y recreo.
Y en aquellos festivos
rondando el medio día,
ir a misa en San Roque
como entonces hacía.
Luego, en el Cine Avenida,
“COLOSAL PROGRAMA DOBLE”
una, de Antonio Molina,
otra, de Tyrone Power.
Dos pesetas de torraos,
de la Carmen de Mariano,
acompañando la acción
de la copla y los romanos.

¿Qué no daría yo?
Por volver al Paseo,
las tardes de domingo
cuando el sol va cayendo,
y perseguir muchachas
con sus vestidos nuevos,
regalando sonrisas
de labios inexpertos.

Por ir a la taquilla
del Salón Ideal,
y en su pista de baile,
danzar, danzar, danzar,
envuelto en los aromas
de las higueras verdes
que tras el escenario
contemplaban inertes.
Mientras que me acercaba
temblando de inquietud,
a invitar a una joven
con un vestido azul,
llevarla de la mano
al centro del salón,
y ver en sus mejillas
un ligero rubor.

Pero ya no se puede
retornar al comienzo.
Pero sí, hacer balance,
a lo cual, yo procedo.
Y llegado a este punto
de una existencia larga,
creo que es buen momento
de empezar a dar gracias.

Gracias a Dios, en mi caso,
que tan generoso ha sido,
me dio una buena familia,
y me dio buenos amigos.
Para nacer, buena tierra,
a la que quiero y no olvido,
buena casa, buena calle
y también buenos vecinos.
Lección de buenos maestros,
para iniciar mí destino,
sorprendiendo a cada paso
al aprendiz indeciso,
pródigos conocimientos
coseché en el recorrido,
y que aún voy encontrando
a lo largo del camino.

Si me pongo a enumerar,
interminable sería,
por cuánto debo dar gracias
y corto me quedaría.
Por tanto, gracias por todas
las experiencias vividas,
y por todas esas gentes,
con quién fueron compartidas.

©Casimiro Bleda Onrubia

...y por supuesto a tí por visitar este blog.

viernes, 23 de noviembre de 2012

FIESTA DEL MAESTRO 1966

Archivo de Guillermo Paterna Alfaro


De la red


Fiesta del Maestro que se celebró en el desaparecido Cine Avenida de Tobarra, el 25 de noviembre de 1966. Organizado entre otros (lo apunto de memoria) por D. Andrés Cutanda, D. José Ladrón de Guevara, Dª Pepita Alcaraz, Dª Lola Martínez, Dª Desamparados. Dª Pilar Ochando. 

Foto Román (Arcivo Casimiro Bleda)


EL VUELO 502, era una canción que estaba de moda en la época y que yo cantaba, con el grupo de baile que se aprecia al fondo a demás de hacerme los coros, este número, y el del CHICO YE YE fueron dirigidos por Doña Pepita Alcaraz; élla me designó voz solista, y eligió a las bailarinas enseñándoles tambien la coreografía.
Las bailarinas eran,  de izquierda a derecha, ROSI (no se ve), SOLE, PILUCA, ENCARNI, MANOLI, Mª ROSARIO.
Casimiro Y Piluca (Foto Román) Archivo Casimiro Bleda


En este número, Piluca hacía unos monólogos gangosos tomados del humorista y actor Tony Leblanc, muy de moda en la época, con una muletilla que repetía de vez en cuando "moneno que te calles", en este caso el "moneno" era yo. Fue algo muy divertido y el debut en las tablas que con posterioridad he repetido en algunas ocasiones. 

martes, 20 de noviembre de 2012

DÍA DE LA INFANCIA


Hoy  20 de noviembre, es el  DIA DE LA INFANCIA,  yo lo celebro con este soneto dedicado a la mía.


“A MI INFANCIA”




Mi infancia fue la Calle las Columnas
y un baby bicolor, azul y blanco
y las bolas de barro del estanco,
que entraban en el guá, como ningunas.

Y el zompo que giró, cual la fortuna
dando vueltas y vueltas sin descanso,
y el corralico el Mergo, fue remanso
jugando al escondite con la luna.

Caleidoscopio fiel de mil colores,
que atesoro en el fondo de un barril,
libre de conservantes o alcanfores.

Envuelto con la luz del mes de abril
y la noche de vivos resplandores,
que manan de la fragua del Zoril.

 

©Casimiro Bleda Onrubia


"Jugando a las bolas" Autor: Antonio López Torres 

domingo, 18 de noviembre de 2012

VENTANAS AUSTRIACAS


Comparto con vosotros unas imágenes de mi escapada por Austria, en esta primera entrega, va de ventanas, espero que os gusten.





De la casa de Joseph HAYDN



el balcón de Frank Schubert



la del gato








































viernes, 16 de noviembre de 2012

PAULO COELHO . "ONCE MINUTOS"





PAULO COELHO (ESCRITOR)
   *Río de Janeiro 1947  



Fracmento de su libro "ONCE MINUTOS"

En todas las lenguas del mundo hay un mismo dicho: ojos que no ven, corazón que no siente. Pues yo afirmo que no hay nada más falso que eso; cuanto más lejos, más cerca del corazón están los sentimientos que intentamos sofocar y olvidar. Si estamos en el exilio, queremos guardar cada pequeño recuerdo de nuestras raices, si estamos lejs de la persona amada, cada persona que pasa por la calle nos hace recordarla.

Los evangelios y todos los textos sagrados de todas las religiones fueron escritos en el exilio, en busca de la comprensión de Dios, de la fe que movía los pueblo adelante, de la peregrinación de las almas errantes por la paz de la tierra. No lo sabían nuestros antepasados, y tampoco nosotros sabemos lo que la Divinidad espera de nuestras vidas, y es en ese momento cuando se escriben los libros, se pintan los cuadros, porque no queremos y no podemos olvidar quienes somos. 


No se le puede decir a la primavera: "ojalá que llegue pronto, y que dure bastante". Sólo se puede decir: "ven, bendíceme con tu esperanza, y quédate todo el tiempo que puedas"



                                  

lunes, 12 de noviembre de 2012

LAS CAQUITAS






PETICIONES... DEL/AL  LEYENTE,
(en este caso escribiente)

“LAS CAQUITAS”





Hay algo que no me explico,
mejor dicho, me cabrea
y aunque trato de encajarlo
se rebela en mi cabeza.

No entiendo, si es sólo a mí,
o tal vez, por el contrario
es algo que también  siente
algún que otro ciudadano.

Antes de continuar
con lo que vengo exponiendo,
si que quisiera aclarar
algo que siempre defiendo:

quiero que quede bien claro,
que soy ferviente enemigo
de los actos de maltrato
y violencia a un ser vivo

sea animal o persona
o de otra naturaleza,
como el reino vegetal
que a diario nos rodea.

 Pues bien, dicho todo esto,
me parece una alegría
que haya quien tenga en su casa
mascotas de compañía.

Que las tengan al detalle,
por supuesto, que es lo justo,
vacunas, peluquerías,
y “menuses” a su gusto.

De todas en general,
hoy me centraré en los perros,
y así quiero trasladar
mis sentires a sus dueños.

Esos perros tan preciosos,
cariñosos, pizpiretos,
que por éllos se desviven
y dan saltos de contentos,

les colocan trajecitos
para que luzcan bien fashion,
llevando la última moda
y son la envidia del barrio.

Pero a la naturaleza
no es posible detenerla,
y a parte de florituras
tiene su parte , más negra, 

también los animalitos
tienen sus necesidades,
y sacarlos de paseo
es, del todo inevitable.

Sé, que hay gente observadora,
que siempre cumple la norma
y cuando sacan al chucho,
llevan a mano, una bolsa

de plástico, de papel,
la propia para la cosa,
y así recoger el lastre
que dejara su mascota,

al final de la faena,
todos quedamos contentos,
viandantes, animal,
y las calles sin “tropiezos”.

Otros en cambio parece,
que lo que queda en la vía
procedente de su perro
es, tremenda lotería

con premio gordo y reintegro,
que en el zapato te llevas
y por donde vas pasando
¡vaya pestazo que dejas!




Yo no culpo al animal
pues por razón evidente,
debe ser el propietario
el que retire el paquete.

Casualmente, hace unos días
me tropecé a una señora,
que cumplia este ritual
con su adorada mascota,

una perrita muy linda,
que se me cagó en la puerta
y su dueña en el momento
justificó “la agudeza”.

¡Ay que cosa tan graciooosa!
es algo tan chiquitito,
que mirándolo, así al pronto
me recuerda a los conguitos.

Pues yo, no le veo la gracia,
perdone usté que le diga,
es, la cagada de un perro
y no admite fantasías,

pero si tanto le gusta,
sugerirle me permito
que la coja suavemente
y la guarde con cariño,

que la conserve en un frasco
de cristal, muy transparente,
y así poder compartirla
en su hogar familiarmente;

y al punto que hemos llegado,
por el mismo precio incluyo
otras breves sugerencias,
en beneficio del chucho:

que utilice usté envoltorio
y deje limpia la acera,
recogiendo ese presente
que al viandante le deja.

Que le ponga usté un dodotis
cuando lo saque a paseo,
le quedará agradecido
la mayoría del censo.

O que lo siente en el water,
o…que se lo lleve al cerro,
que estoy harto de pisar,
las cagadas de su perro.

Muchas gracias.





© Casimiro Bleda Onrubia