Páginas vistas en total

viernes, 29 de junio de 2012

EL HIMNO A TOBARRA

"TOBARRA"  mixta/tabla 120x25 Obra de Casimiro Bleda


Peticiones… del/al leyente 


A la memoria de D. Pedro Gil Lerín y D. Ginés Ladrón de Guevara


EL HIMNO A TOBARRA



Tenemos los tobarreños
muchos  y varios motivos,
de sentirnos orgullosos
del sitio donde nacimos.
.../...

Creo que éso, está muy mal,
muy mal y bastante feo.
ya que es hacerle un desprecio
a Tobarra, nuestro pueblo.









©Casimiro Bleda Onrubia

miércoles, 27 de junio de 2012

MÁS POEMAS MUSICADOS, OTRO MUERTO

Hoy día 27 de junio, es el Día de las Víctimas del Terrorismo.

Un emocionado recuerdo para ellos y sus familias.



Otro Muerto :


(J. M. Cano)

Otro muerto, otro muerto
Qué más da
Si está muerto, que lo entierren y ya está
Otro muerto, pero no es sin ton ni son
De momento se acabó la discusión

Yo no sé, ni quiero
De las razones
Que dan derecho a matar
Pero deben serlo
Porque el que muere
No vive más, no vive más

Otro muerto, pero qué bonitos son
Calladitos, sin querer llevar razón
Otro muerto, pero tiene su porqué
Algo ha hecho y si no pregúntale

Yo no sé, ni quiero
De las razones que dan derecho a matar
Pero deben serlo
Porque el que muere
No vive más, no vive más

Yo no sé, ni quiero
De las razones
Que dan derecho a matar
Deben ser la hostia
Porque el que muere
No vive más, no vive más


MECANO

POEMASMUSICADOS-NOCHES DE BODA

Desde hace muchisimo tiempo la música y las canciones, forman parte de nuestra vida. Quién al escuchar determinada melodía, no ha evocado aquel momento que tuvo un significado especial, o sólo por el gusto de deleitarse y saborearla de nuevo, creo que todos tenemos alguna.

Se da la paradoja, que hay canciones que al escucharlas te parecen maravillosas, en su conjunto letra-música. Pero si haces el desglose, no todas las aguantan la prueba. No todos los POETAS-COMPOSITORES tienen esta  habilidad.

Quiero añadir a este blog, algunas de las que me gustan especialmente y que a mi parecer se ajustan a las dos opciones, en conjunto o por separado.

Empiezo esta sección con una del maestro Joaquín Sabina, yo también te deseo lo que en ella dice.

Caricatura de Diego Abelenda


NOCHES DE BODA

Que el maquillaje no apague tu risa,
que el equipaje no lastre tus alas,
que el calendario no venga con prisas,
que el diccionario detenga las balas,
Que las persianas corrijan la aurora,
que gane el quiero la guerra del puedo,
que los que esperan no cuenten las horas,
que los que matan se mueran de miedo.
Que el fin del mundo te pille bailando,
que el escenario me tiña las canas,
que nunca sepas ni cómo, ni cuándo,
ni ciento volando, ni ayer ni mañana
Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,
que cada noche sea noche de bodas,
que no se ponga la luna de miel.
Que todas las noches sean noches de boda,
que todas las lunas sean lunas de miel.
Que las verdades no tengan complejos,
que las mentiras parezcan mentira,
que no te den la razón los espejos,
que te aproveche mirar lo que miras.
Que no se ocupe de tí el desamparo,
que cada cena sea tu última cena,
que ser valiente no salga tan caro,
que ser cobarde no valga la pena.
Que no te compren por menos de nada,
que no te vendan amor sin espinas,
que no te duerman con cuentos de hadas,
que no te cierren el bar de la esquina.
Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,
que cada noche sea noche de bodas,
que no se ponga la luna de miel.
Que todas las noches sean noches de boda,
que todas las lunas sean lunas de miel.

Año: 1999
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina
Disco: 19 Días y 500 Noches (1999)

lunes, 25 de junio de 2012

A LA UNIÓN MUSICAL SANTA CECILIA DE TOBARRA



Banda de Música Municipal de Tobarra (AB)


Poema publicado en Libro conmemorativo 125 Aniversario, Unión Musical Santa Cecilia Tobarra (2005)


FELICIDADES

                                                           A la Unión Musical Santa Cecilia de Tobarra, en  reconocimiento de sus 125 años de andadura.
                                                                                                     Tobarra, 20 de agosto de 2005





¿Que  siete notas son pocas?
La  verdad, yo no lo creo,
pues con solo siete notas
se compone un universo.
.../...

Desde aquí, van mis deseos
de éxitos, triunfos y aciertos.
Y que pueda celebrar
por lo menos… mil quinientos.

© Casimiro Bleda Onrubia     

 
Foto: JR Navarro
                                                                

viernes, 22 de junio de 2012

LOS CRISTALES




 Foto: Casimiro Bleda


PETICIONES... DEL LEYENTE    (LOS CRISTALES)

                                             A Marisol Catalán Jiménez





Arranca aquí la sección
de peticiones diversas,
que a este modesto orador
le preocupan o interesan.

La primera dedicada
a Marisol Catalán.
A quién muestro mis respetos
y la demanda de Juan.

Hablando un día con Juanico,
lo siguiente me contaba.
Su mujer quiere fregar
los cristales de la fragua.

Y el pobre muy preocupado,
le ha contestado tajante:
no te dejo que los friegues
así cuelguen elefantes.

Aprovecho que el Pisuerga
pasa por Valladolid,
para pedirle una cosa
a la mujer del Zoril:

¡No me limpies los cristales!
ni me los soples siquiera,
no es suciedad lo que tienen,
es gracia que ya quisiera

tener la Torre de Londres,
la Fenice de Venecia,
el Madison Square Garden,
o la Acrópolis de Atenas.

De la fragua forman parte
como el yunque o el martillo,
y creo que no procede
andar sacándoles brillo.

Ya que son obras de arte,
que el dios Cronos esculpió,
con el cincel de los años
y tobarreño calor.

Si les das un refregón
con detergente y con agua,
te aseguro que esta fragua
se devalúa un montón.

Atiende la petición
que te formula Pinicos.
¡Que a cristales tan bonicos
no les apliques jabón!

Deja en paz el cristasol,
el amoniaco y vinagre.
Por la gloria de tu Madre.
¡NO LOS FRIEGUES MARISOL!

Muchas gracias.

© Casimiro Bleda Onrubia

Aranjuez, 30 de marzo 2008



Foto: JR Navarro

miércoles, 20 de junio de 2012

ELEAZAR HUERTA VALCÁRCEL, TOBARREÑO ILUSTRE











Tobarreño Ilustre:
D. Eleazar Huerta Valcárcel (1903-1973)

Nace en Tobarra el 22 de Diciembre de 1903, hijo de D. Eleazar Huerta Puche, profesor, y de Dª Milagros Valcárcel García, su personalidad es, sin lugar a dudas, una de las más importantes de entre los personajes políticos del Albacete de la II República, poeta, abogado del Estado, Director General de lo Contencioso en el Gobierno de Azaña, un hombre que llegaría a ser el 26º Presidente de la Diputación Provincial de Albacete el 1 de Marzo de 1936 durante la malograda II República, a la postre victima del fascismo en España y en Chile.
Asiduo colaborador de algunas publicaciones como "El Progreso" (1921-1922), del que era Director, "Agora", "Altozano", "El Eco del Pueblo" y "República". Como poeta ganó el Premio de la Asociación de la Prensa de 1934,
De su actividad estrictamente profesional, entendía desde 1927 en causas de pobres y condenas de muerte, según datos facilitados por el Colegio de Abogados, llegando en 1936 a ser elegido decano de esta institución, cargo que desempeñó hasta 1939.
Destacado miembro del Partido Socialista, ocupó varios cargos en su representación. Así, el 1 de marzo de 1936, tras ser elegido concejal por el distrito de Santa Quiteria, es nombrado presidente de la Diputación
Provincial, permaneciendo en este puesto hasta el Decreto de disolución de las Comisiones Gestoras en diciembre de este mismo año. Para conocer su opinión sobre los diversos aspectos de la gestión al frente de esta Administración, puede consultarse la amplia entrevista que concedió al "Defensor de Albacete" con motivo de su elección el día 10 del mes citado.
Sin embargo, no era la primera vez que D. Eleazar Huerta era nombrado diputado provincial. Durante el llamado "Bienio Negro" fue designado para este cargo, negándose a tomar posesión del mismo.
Otros cargos ejercidos fueron la Alcaldía de Albacete durante 1937 y el de colaborador, como miembro de pleno derecho, del llamado Plan Hidráulico durante 1936.
Al término de nuestra Guerra Civil, D. Eleazar Huerta se exilió en Chile, en donde desarrolló una intensa labor intelectual, alcanzando un reconocido prestigio como filólogo y escritor. Murió en Santiago de Chile en 1975.
Un grupo importante de inmigrados españoles -algunos testimonios cifran la cantidad en unas cincuenta personas-, llegó, a fines de diciembre de 1939, a Buenos Aires a bordo de otro barco mítico; el "Formosa". La gran mayoría de ellos siguieron viaje a Chile. Entre ellos venían Antonio Rodríguez Romera y su esposa Adela Laliga; Vicente Mengod; el profesor Alejandro Tarragó y su hermano, el escultor Claudio Tarragó, quien en Barcelona tenía un taller de escultura decorativa y había ornamentado algunos edificios para la Exposición Universal del año 1929; Eleazar Huerta y el arquitecto Germán Rodríguez Arias. También formaron parte de ese viaje los hermanos del poeta Antonio Machado; José y Joaquín Machado, con sus respectivas familias.
 
Publicó Cancionero Mozo en 1934, asumiendo una estética que arranca del clasicismo y donde conviven versos magníficamente modernistas traídos de otros mares que él cruzará luego, "haciendo medida del planeta y de su anchura"
Sería en 1939, con una guerra civil recién perdida y camino del destierro primero a tierras francesas y más tarde a Chile.
Escribe entonces Libro de Alo, que nunca llegó a publicar en vida, recorriendo Francia y "sus contadas horas", y atravesando el Atlántico, herido por "la plenitud de Dios que nos ignora", hasta llegar a los Andes, en 1939 llegaría a Chile, nación que  le acogería con los brazos abiertos, como a tantos españoles que huyeron del hambre y de la dura represión política,  de donde nunca más regresaría.
Su extraordinaria calificación universitaria le valdría para encontrar trabajo en la Universidad, de la que pronto fue Catedrático de Historia. Tendría dos hijos (Mario y Milagros), que se educarían en la cultura chilena, pero que nunca abandonarían la nacionalidad española, el primero estudiaría Veterinaria y la segunda Economía en Estados Unidos.
El 13 de septiembre de 1973 se truncaría la esperanza de democracia en Chile que tanto buscaba Eleazar con el golpe de estado del fascista y dictador Augusto Pinochet.
Una de los momentos más duros de Eleazar es el que a continuación se relata.
"A la mañana siguiente del golpe de estado, Eleazar se encontraba sentado en la cama para empezar a vestirse e ir a la Universidad, cuando Emilia, su mujer, entró a darle una tremenda noticia de que su hijo Mario era uno de los desaparecidos en una de las primeras rondas fascistas. No pudo soportar el dolor de la desaparición de su hijo y un fulminante infarto le mató en el acto. Emilia se encontró de pronto con su hijo muerto, su hijo desaparecido y temiendo lo peor por él, y su hija ausente sin posibilidad de regresar. (...) tras complicadas gestiones localizó a su hijo todavía vivo en ese campo de exterminio llamado Valparaiso al borde de no poder soportar más ese dolor. Con la intervención de algún alma caritativa, a su regreso a Santiago, consiguió salvar a Mario de una muerte segura". (Extraído del Artículo publicado por Francisco López Fuster en el Diario La Verdad de Albacete)
Finalmente el 14 de septiembre de 1973 Eleazar Huerta Valcárcel moría lejos de su tierra natal que nunca más llegaría ver.


Bibliografía FRANCISCO ARIAS SOLÍS

lunes, 18 de junio de 2012

LA FRAGUA LÍRICA

Foto: Casimiro Bleda


 

LA FRAGUA LÍRICA


                                                                                                                                                 A la fragua del Zoríl


Que esta fragua tiene magia,
es algo que ya se sabe,
que del yeso de sus muros
brotan coplas y cantares,
sonetillos y romances,
letrillas y soleares.
No es algo que yo me invente,
que se me haya ido la pinza,
y me haya vuelto demente.
porque si guardas silencio,
y afinas bien el oído
sentirás en catarata
todo lo que aquí te digo.


© Casimiro Bleda Onrubia


Foto: José R. Navarro

viernes, 15 de junio de 2012

LOS PIRATAS



PETICIONES... AL LEYENTE    (LOS PIRATAS)


                                             A mi amiga ISI




Hay un grupo de piratas
asaltantes avezados,
en robar aparcamientos
a los discapacitados.

No utilizan, pues no tienen
la consabida tarjeta,
pero la suplen con creces
con mastodóntica geta.

Si al bucanero de turno
le haces saber de su error,
te mira con mala cara
y con desprecio feroz.

Y hasta es posible que suelte,
la frase de las razones.
¡Lo pongo porque me sale
del forro… (añadir la rima)!

A estas alturas de siglos,
planteo varias preguntas.
¿Cómo es posible que existan
personas tan absolutas?

Que no respeten siquiera
a quién por causas diversas
han de luchar día a día
sorteando mil barreras.

¿Es posible que no tengan
una pizca de decencia,
que salte en ese momento
y remueva sus conciencias?

¿Acaso es, que no las tienen?
¿O las acallan con esas
malas justificaciones
que con nada se sujetan?

¿Acaso no tienen ojos?
Con que a la mínima vean
todas las limitaciones
que el colectivo acarrea.

Y al aparcar en la plaza
del grupo que no respeta,
se tiene que ir el usuario
hasta la quinta puñeta.

¿Acaso ésto es una selva
con ley de supervivencia,
dando igual, caiga quien caiga
por conseguir nuestra meta?

¿Dónde están esos valores
hacia los necesitados?
Y ¿Qué es lo que transmitimos
a quién nos sigue los pasos?

Estamos en la cultura
donde se corrige  NADA,
porque puede causar trauma
a la persona implicada.

Está todo permitido,
solo tenemos derechos,
y como soy el más chulo
INVADO EL APARCAMIENTO.

Que aunque esté del todo azul
y con su blanco anagrama,
tiro por la calle en medio
y me adjudico la plaza.

Ojala que estos OKUPAS,
tengan una vida larga
y que al cabo de los años,
no necesiten usarla.






© Casimiro Bleda Onrubia

miércoles, 13 de junio de 2012

POEMA A JOSÉ MARÍA HURTADO, POETA

Foto: José Rafael Navarro

POEMA DE ALEJANDRO MARTÍNEZ RAMÓN

PARA JOSÉ MARÍA HURTADO  POETA


Amigo: ¿no has sentido
alguna vez deseos
de romper con la forma y la palabra
para decir mejor tus sentimientos?

A veces, ¿no has querido
expresarte en susurros como el viento,
en rumor de la lluvia en los tejados
o en el piar de pájaros parleros…?

Sin embargo, poeta, visionario,
siempre usaste las voces de tu pueblo,
y “ande” vayas irán siempre contigo
lo “bonico”, el “munchismo”, el “rechilvero”,

y los “guachos”, la “chusca”, el “ejarbolo”,
la “cieca” y el “lucero”;
las “panochas asás”, las “criyas fritas”
y el “ajo del matáero”.

La rota “gobanilla”
y el “chambi” veraniego,
y el “guacho” que cogió una “barraquera”
de un “esportazo” que se pegó en el suelo.

El “zompo”, el gua, las “polsagueras”
y las “pelotacinas” en el cerro,
y el agua bajará por “canaleras”
y volarán los “alicornios” en invierno…

Y tú, te encuentres donde quiera,
no pedirás susurros a los vientos
para cantar tu pueblo y sus costumbres
porque lo llevas dentro.

Y verás esa alfombra que es la huerta
a los pies de los cerros,
y humo en las chimeneas
y el sol en los aleros,

y las gentes sencillas faenando
en la tierra jugosa con esmero…
No necesitas más: tienes bastante
para seguir cantando “en tobarreño”.    



©Alejandro Martínez Ramón
Madrid. Noviembre de 1982


Foto: José Rafael Navarro

lunes, 11 de junio de 2012

POEMA AL ZORÍL

El Poeta Manuel Sahorí (El Zoríl)


GRACIAS MANOLO

A Manuel Sahorí

Quisiera darte las gracias
por todo lo que tú has hecho,
por escribir con franqueza,
con pasión y sentimiento.
A tí poeta sencillo
amante de lo directo,
que huyes de la floritura
y te quedas en lo escueto.

El poeta de Tobarra,
por excelencia te tengo,
el poeta de martillo,
de yunque y de duro hierro,
por tu esclarecida pluma
y tu sentido despierto,
que da vida a las palabras
cuando recitas un verso.

¡Cómo me gusta escucharte
cuando cantas a lo nuestro!
A nuestra huerta, a sus hombres,
al turista maletero,
a la torre que cayó…
aquella tarde de enero,
o a algún que otro aficionado
que se metió a novillero.

Gracias a ti “Manolico”
prototipo tobarreño,
hombre de carácter firme
y de corazón abierto.
Sigue escribiendo Manolo,
sigue cantando a este pueblo,
a sus gentes y a sus cosas
como tú sabes hacerlo.

Gracias de nuevo te doy,
gracias a ti, compañero,
y junto con estas líneas
va, mi abrazo más sincero.



Aranjuez 20 de septiembre de 1982


©Casimiro Bleda Onrubia